Ciudad de México.- Estados Unidos y México viven su primer desacuerdo fuerte desde la negociación del TLCAN en los años 90, un desencuentro que acarrea riesgos como el de revivir un sentimiento antiestadounidense en México, pero que puede desembocar en una relación más madura si se consigue superar, consideró Gerónimo Gutiérrez, nuevo embajador de México en Estados Unidos.

“Lo que estamos viendo ahora es lo que yo llamaría nuestro primer desacuerdo fuerte después del TLCAN, después de la negociación”, opinó Gutiérrez.

“Si superamos este momento, creo que podremos tener una relación más madura entre ambos gobiernos”, añadió.

El nuevo embajador recordó que su país muchas veces se quejaba de ser olvidado por su vecino del norte bajo diversos gobiernos, y ahora ocurre todo lo contrario.

“Por primera vez, México ha tenido un papel central para una nueva administración que llegaba al poder, un papel que normalmente suele ser para otro país en otra región. Y eso es bueno y malo, creo”, afirmó Gutiérrez.

El diplomático afirmó que los primeros contactos entre el gobierno de Trump y el de Enrique Peña Nieto han sido fructíferos, aunque están en las etapas iniciales de aclarar posiciones e identificar homólogos claros en distintas agencias.

Gutierrez considera que es necesario bajar la retórica en la relación bilateral.

“Y creo que también hay una posibilidad de fomentar un sentimiento antimexicano muy fuerte en Estados Unidos. Eso sería un grave error, y extremadamente perjudicial para la relación”.

En enero, Trump y Peña Nieto acordaron no hablar públicamente sobre la financiación del muro que quiere Trump para la frontera sur de su país, por la gran controversia que generó en México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here