Víctimas de pederastia no se consideran mártires y quieren justicia

0
135

Las víctimas “no son mártires, porque esos niños no se ofrendaron a Cristo o a la Iglesia para morir por su fe, en términos espirituales y morales”, afirmó el ex sacerdote Alberto Athié.

Joaquín Aguilar y Jesús Romero Colín, ambos abusados sexualmente por sacerdotes, afirmaron que no son mártires, sino “víctimas de clérigos solapados” por el cardenal Norberto Rivera Carrera, esto respecto a la consideración de la Conferencia Episcopal de México (CEM).

Ambos inclusive denunciaron que la jerarquía católica aún encubre a padres pederastas, refiriéndose a casos recientes en Oaxaca, San Luis Potosí y León, donde los obispos a pesar de conocer las denuncias dieron prioridad a cuidar la imagen de la Iglesia, en vez de apoyar a las víctimas para hacer justicia.

Romero Colín, quien denunció los abusos del sacerdote Carlos López de la Arquidiócesis de México en 2004, dijo de la jornada de oración, organizada por los abusos a menores en la Iglesia, debe de ser una reunión de investigación, esto para dar con las autoridades y sacerdotes que han permitido que se sigan cometiendo este tipo de actos lascivos con niños.

Asimismo Alberto Athié, quien decidió renunciar al sacerdocio debido a las presiones sufridas al denunciar los abusos sexuales de Marcial Maciel, afirmó que las víctimas “no son mártires, porque esos niños no se ofrendaron a Cristo o a la Iglesia para morir por su fe, en términos espirituales y morales”, dijo, sino que son víctimas que buscan se de a conocer la verdad y se les haga justicia.

Por su parte, Aguilar, quien denunció a su agresor en EU, el sacerdote Nicolás Aguilar, comentó que desde que dio a conocer los abusos siempre ha sido perseguido, pero que no por eso se considera mártir.

Juan Pérez García, director Ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México, también opinó sobre la declaración de la CEM refiriéndose a la misma como “cándida” porque, que la Iglesia los considere mártires, hace que todo quede en el “ámbito religioso, en el de su propia mirada, pero no en la lógica de la justicia”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here