Regresan estudiantes a clases tras ataque en Parkland, Florida

Dos semanas después de que Nikolas Cruz asesinara a 17 personas al interior de la escuela, los alumnos regresaron a clases entre mensajes de apoyo y aliento.

0
313

Con los ojos llenos de lágrimas, los alumnos de una escuela en Parkland, Florida, regresaron ayer a clases, después de la masacre que dejó como saldo a 17 personas muertas hace dos semanas.

Los estudiantes regresaron a las instalaciones de la escuela Marjory Stoneman Douglasen, al norte de Miami, custodiados por docenas de policias y equipos SWAT que estaba formados en líneas para saludar a los alumnos con un “buen día”.

“No tengo miedo”, dijo Sean Cummings, de 16 años.

“Lo único es que es raro regresar después de todo lo que pasó”.

“Siento que estamos mejor protegidos que cualquier otra escuela, pero da mucha impresión volver a ver a todo el mundo en este lugar y todos esos policías”, dijo.

Varios vecinos y ex alumnos apoyaban a los estudiantes y mostraban su apoyo con carteles que decían “Te amamos” y “Estamos contigo”.

Una mujer abrió sus brazos para ofrecer un abrazo a un adolescente, él se lo correspondió.

“Hay personas de todas partes del mundo que se están comunicando con la gente de aquí, es feliz ver que gente de todas partes viene a ayudar a una comunidad”, comentó en su camino a la escuela Emily Quijano, de 16 años.

La tragedia en la escuela se dio el Día de San Valentín, cuando un ex alumno, identificado como Nikolas Cruz, de 19 años, compró legalmente un rifle semiautomático AR-15.

“Puede ser muy duro para ellos volver a clases”, dijo la psiquiatra Nicole Mavrides, de la Universidad de Miami y parte del equipo de Ciencias del Comportamiento que desplegó terapeutas de duelo en Parkland.

“Pero hay que hacerles saber que nadie está esperando que a ellos se les haga fácil, hay que decirles que está bien que tengan miedo y está bien sentir rabia”, dijo Mavrides.

Ésta masacre ha conmocionado a los Estados Unidos, quienes han exigido un control en la venta de armas, que han dejado unas 33 mil muertes por año.

Los sobrevivientes han utilizado el #NeverAgain para presionar a los políticos en Washington y Florida para que se restrinja la venta de armas y se prohíba la venta del fusil que Cruz utilizó.

Por años el Congreso ha evadido este tema, a pesar de que los estadounidenses apoyan un control más estricto, esto se debe a la presión de la Asociación NAcional del Rifle (NRA), que financia políticos para evitarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here