Retrasa PRI resultados en Monterrey para ‘operación limpieza’

0
202

Ante su inesperada derrota, Adrián de la Garza interpone recursos para ganar tiempo para eliminar indicios de corrupción en administración municipal.

Adrián de la Garza no reconoce su derrota en la contienda por la Alcaldía de Monterrey e impugnará ese proceso, para ganar tiempo y poder eliminar cualquier rastro de actos de corrupción cometidos durante su administración.

Y es que el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no contaba con este descalabro político, el cual llevará a Felipe de Jesús Cantú a la Presidencia Municipal de la capital de Nuevo León.

Por este motivo, Adrián de la Garza busca hacer hasta lo imposible con tal de darle margen de maniobra a sus colaboradores en el Ayuntamiento regiomontano, para que “maquillen” o destruyan documentos que le puedan comprometer, desde contratos, convenios y permisos.

Para ello, el alcalde con licencia busca impugnar la elección, al asegurar que “detectaron varias irregularidades”, sin especificar ningún caso en particular.

Esto resulta difícil de creer, puesto que las únicas irregularidades que trascendieron fueron cometidas por su partido.

Entre estas se encuentran la compra de votos y el uso de elementos de la Policía de Monterrey y de la Agencia Estatal de Investigaciones, corporación en la que Adrián de la Garza sigue teniendo influencia tras haber sido Procurador del estado.

Miembros de estas corporaciones fueron vistos amedrentando a ciudadanos para que votaran a favor del priista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here